3 cosas que no pueden faltar en tu maleta este verano

¡Llegó el verano al fin! Muchos de nosotros estamos saliendo del trabajo o de nuestro home office corriendo, buscando destinos para pasarla bien y olvidar un poco lo turbulento que ha sido este año lleno de sorpresas y encierro. Todos necesitamos un merecido descanso y ha llegado el tiempo.

Sin embargo, cuando se trata de empacar para las vacaciones de verano, todos recordamos los elementos esenciales del guardarropa: bikinis, chanclas y encubrimientos de playa. Pero, ¿qué pasa con los primeros auxilios y los elementos básicos de la salud? Es hora de ir a la Farmacia Morteo y comprar lo necesario. Desde bolsitas de rehidratación y repelente de insectos hasta una protección solar decente.

Planificar tu salud mientras estás fuera puede prepararte para cualquier desafortunado percance durante las vacaciones, y todos sabemos que sufrir de unos dolores de quemaduras solares en todo el cuerpo puede dañar por completo tu valioso plan de día libres.

Le pedimos a una serie de expertos en salud que nos contaran sobre los productos que creen que todo viajero debería tener en su maleta. Aquí 3:

1. Vence la quemadura con protección solar

Cuando hace sol afuera, es tentador ponerse el mejor traje de baño e ir directamente a la piscina, pero piensa primero en su piel desprotegida.

Si bien una cantidad adecuada de sol es buena para nosotros (ya que crea vitamina D), demasiado tiempo en los rayos del sol puede causar quemaduras solares, cáncer de piel y envejecimiento prematuro, por lo que proteger tu piel es primordial. La protección solar es esencial y debe usarse todos los días para ayudar a protegerse de los rayos ultravioleta, incluso cuando no sale el sol.

Si quieres saber que protector solar comprar, puedes ver más en sitios autorizados. Recuerda que, al comprar este tipo de productos, se sugiere buscar uno con factor de al menos 15 para protegerse contra los rayos UVB y al menos una protección UVA de cuatro estrellas.

2. Alivia las articulaciones doloridas con un remedio natural

Un viaje largo que restringe el movimiento puede causar dolor, y cuando comienza durante el viaje, esto puede volverse muy incómodo. Si bien el movimiento frecuente es importante, como levantarse y estirar las piernas en un avión, a veces es más fácil decirlo que hacerlo. Especialmente si estás atrapado en un asiento junto a la ventana junto a un par de pasajeros que duermen.

La sensación de dolor creciente cuando no puedes hacer nada al respecto es desagradable, así que lleva contigo la medicación adecuada e incluso anticípate el viaje tomando una dosis antes de comenzar; empaca lo que necesites en tu equipaje de mano y comprueba si necesitas autorización médica para llevarlo contigo.

3. No olvides hidratarte

Es difícil relajarse durante las vacaciones cuando corres constantemente hacia el baño, pero el dolor de estómago y los trastornos digestivos a menudo pueden afectar a los viajeros, generalmente porque están expuestos a alimentos y gérmenes desconocidos. La diarrea es una de las enfermedades más comunes que se experimenta cuando se viaja, tanto que es posible que hayas escuchado de la “Diarrea del viajero”

Puede ser causada por varios gérmenes, los más comunes son E. coli y salmonella (que se encuentran en alimentos contaminados). También puede ser causada por unos parásitos, que se encuentra en el agua contaminada. Para evitar que algún ataque pueda terminar mal, mantente siempre hidratado. Eso te mantendrá a salvo en caso de sufrir un episodio de diarrea.