El negocio del turismo evoluciona al ritmo del marketing digital

¿Sabías que algunos usuarios visitan cerca de 40 páginas web antes de reservar alojamiento en un hotel, comprar tickets aéreos o realizar otro tipo de transacciones relacionadas con un viaje? Lo cierto es que la mayoría de las personas que organizan una aventura turística o viajes de negocios dan los primeros pasos en el mundo online, lo cual nos sirve para comprender que el marketing digital influye en forma creciente en el negocio del turismo. Según nos explican desde Imactions, una reconocida agencia de marketing digital en Argentina, es fundamental que las agencias de turismo y demás actores del rubro adquieran conocimientos relativos a las campañas digitales, los beneficios que pueden ofrecerles los anuncios online y las estrategias SEO en general.

Sin lugar a dudas, el marketing online es una herramienta (o mejor dicho, un conjunto de herramientas) de gran utilidad para una agencia de viajes, esto para ganar más y nuevos clientes y obtener una mayor rentabilidad. Y no son pocas las estrategias a emprender, comenzando por los datos que pueden recogerse antes de las compras efectivas.

Resultado de imagen para turismo & marketing digital

Como señalamos al comienzo de este repaso, las búsquedas de productos y servicios relacionados a un viaje comienzan bastante antes de que se realice finalmente la compra. Esto significa que las agencias de marketing digital (y por ende el sector del turismo) pueden tomar provecho de la información que se desprende de las búsquedas o de los clics en publicidades digitales(https://imactions.com/publicidad-digital-internet), esto para ajustar las características de las campañas de promoción y las acciones para el posicionamiento web.

Comprender la importancia de las búsquedas es una de las claves que nos hace afirmar que el negocio del turismo evoluciona al ritmo del marketing digital, o al menos que debería hacerlo. Ocurre que las estadísticas demuestran que si bien muchas personas siguen haciendo su compra en locales físicos (agencias de viaje, por ejemplo), la búsqueda inicial de información la hacen en Internet. Todo lo buscamos en la Web: desde los precios de un hotel, pasando por las ofertas en vuelos, el alquiler de vehículos en destino, los planes de asistencia al viajero disponibles, etcétera. Esto, más allá de que luego hagamos efectiva la compra por canales online o en agencias de atención al público.

Según señalan en este repaso publicado en el sitio Puro Marketing, la clave parece estar no en el acceso a estos datos, un paso que es sencillo, sino en el análisis adecuado de esta información para obtener conclusiones que sirvan para que el negocio del turismo crezca, mejore y evolucione. De eso se trata, a fin de cuentas, lo que se conoce como “Deep Learning”.

A modo de resumen, el negocio del turismo goza de una posición privilegiada que, a su vez, lo pone frente a un importante desafío. Cuenta con muchos datos a mano, pero debe saber emplearlos para lograr crecer. Y ese es trabajo del marketing digital, un ámbito que el negocio turístico debe conocer primero y luego abrazar.