Por qué un huésped se convierte en un cliente fiel

Para mantener la competitividad, los alojamientos turísticos necesitan destacarse a través de ciertos detalles que superan cualquier concepto básico como la arquitectura, la comodidad de los muebles, el lujo o la simpleza. Estos detalles no los dicta ninguna asociación hotelera, los determinan los huéspedes.

De acuerdo con las estadísticas realizadas por la misma industria, una de las piezas claves para un buen servicio de hotel es la limpieza. Esto es lo que hará volver o no a los huéspedes después de la primera vez que se alojan en un establecimiento. Sin dudas, los que ganan los primeros lugares como los más limpios en las encuestas son hoteles y hostales que tienen una red de servicios contratados en los que se incluye una empresa de limpieza profesional como CleanManagers, cuyo equipo de limpiadores expertos están preparados para brindar un servicio de gran calidad. Los viajeros ponen especial atención a la limpieza de la habitación en general y especialmente del baño, como también a los productos que usan los hoteles para aromatizar los ambientes.

El objetivo del empresario hotelero es no solo dar un buen servicio a los huéspedes por solo una estadía sino también fidelizarlo. Para eso, es necesario que optimicen sus servicios de desayuno, que el turista prefiere que sea siempre variado.

La amabilidad es una cualidad que involucra a todas las relaciones humanas, pero es una de las características que buscan los pasajeros en todos los empleados de un hotel. Asimismo, analizan la profesionalidad con la que cumplen su trabajo, por lo que la amabilidad y un servicio profesional es la conjunción perfecta en lo referente al staff del hotel.

Los servicios alternativos como disponibilidad de traslados, servicio de lavandería y visitas turísticas con guías, entre otros ocupan un lugar importante dentro de las preferencias de los pasajeros, sin ser indispensables. Eso significa que el hotel debe estar listo para brindar las mejores opciones a los huéspedes que requieran de estos servicios sin necesidad de tenerlos funcionado en las instalaciones del hotel.

Luego se ubican algunos requerimientos de los huéspedes muy variados de los cuales algunos son más generales que otros, y que varían según la categoría del hotel. Por ejemplo, la existencia de piscinas, centros de belleza y otras tiendas dentro del hotel, y como punto destacado dentro de este grupo podemos mencionar la ubicación, la que dependerá de las preferencias de los huéspedes.

En definitiva, podemos afirmar que la limpieza realizada por profesionales del sector y la sanitización (ver más detalles en http://www.cleanmanagers.com/limpieza-hospitales/), un buen desayuno y la excelente atención de los empleados pueden hacer que un huésped quiera volver siempre a ese hotel en donde se alojó por primera vez, y así convertirse en un cliente fiel.