Tours urbanos: por qué debería capacitar mejor a sus choferes y mecánicos

Los tours o recorridos urbanos en nuestra ciudad son parte del paisaje local en aquellos barrios o puntos paradigmáticos visitados por el turismo. Pensemos en décadas anteriores, en donde tanto el transporte como los recorridos en sí mismos estaban lejos de ser lo que son en la actualidad. Pues bien, esa tendencia hacia la excelencia debe seguir en la misma dirección, por ejemplo, en la capacitación de sus choferes.

 

A los requerimientos reglamentarios, como registro profesional, y una buena dosis de sociabilidad, e incluso de manejo de idiomas, el sector del turismo cada vez les exiges más a los choferes encargados de transportar comitivas y grupos. En el sitio web: http://www.institutoitm.edu.ar/ podemos ver algunos de los cursos de mecánica que actualmente forman parte de los requerimientos indispensables que las agencias y hoteles les solicitan a sus empleados dentro de esta área.

Estas exigencias no solo recaen sobre los mecánicos encargados de trabajar sobre una flota de micros y camionetas dedicados a los recorridos urbanos, sino también a los choferes; desde ya, no como una imposición laboral, sino más bien como requisito previo para insertarse dentro del mercado. Este dato realmente no sorprende. Basta con observar con detenimiento la cantidad de vehículos que transitan la ciudad de Buenos Aires cargados con turistas para notar que el mantenimiento de motores y otras cuestiones se ha transformado en una necesidad vital para los emprendimientos turísticos encargados de organizar y coordinar esos tours.

 

Es probable que esta tendencia no se revierta, sino que, por el contrario, aumente su impacto en los próximos años. Estamos muy lejos de la época en la cual los recorridos urbanos eran una opción para pocos. Hoy en día, la mayoría de los turistas extranjeros que visitan la ciudad de Buenos Aires contratan al menos un par de estos tours urbanos durante su estadía.

 

Esto ha traído consigo una clara mejora en la flota de vehículos de agencias y hoteles. Por el otro, un aumento en la necesidad de contratar personal capacitado en diversos cursos de mecánica. En este sentido, un profesional formado en uno de los tantos cursos de suspensión automotriz que existen en la actualidad resulta mucho más deseable para las empresas que alguien que no cuenta con ningún tipo de capacitación en mecánica.

 

Por cierto, cada empresa turística tiene sus características particulares. Eso es innegable. Sin embargo, aquellas que cuentan con verdaderas flotas de micros para efectuar recorridos urbanos, e incluso tour con un alto nivel de especificidad, necesitan mantener sus vehículos en perfectas condiciones, y para eso no alcanza con establecer algún tipo de acuerdo comercial con talleres, ya sean privados y oficiales de tal o cual marca.

 

De hecho, muchas empresas turísticas contratan a sus propios mecánicos, algo que sin dudas ha elevado la vara en función de los requerimientos exigidos para el personal, incluso para los choferes, quienes necesariamente deben contar con un conocimiento mínimo para solucionar problemas imprevistos durante un recorrido.

 

Por todo lo expuesto anteriormente, si su agencia o empresa de turismo dedicada a los tours urbanos cuenta con una flota de vehículos, tanto pequeña como de mayor envergadura, es deseable que comience a pensar seriamente en la posibilidad de elevar la capacitación de su personal.